¿Qué educación?

Mónica Rodríguez
12.Ago.05 :: Opinión Guevarista

En los “tiempos de cambio” donde abundan los proyectos para la educación (Sistema Nacional de Educación), la prioridad sigue siendo el respeto a los compromisos internacionales, donde los proyectos para la educación propuestos por los organismos internacionales de crédito (FMI, BM, BID) tales como Mejoramiento de la Educación Primaria (MECAEP) y el Programa de Mejoramiento de la Educación Media y Formación Docente (MEMFOD) han contribuido a deterioros de los programas educativos en todos los niveles.



Por un lado, centros de formación docente paralelos donde cada estudiante debe formarse para abordar tres áreas diferentes en un tiempo de tres años con una carente calidad formativa y con privilegios al momento de elegir las horas vacantes, tendientes a trabajar en los centros educativos secundarios en un plan con reforma transmitiendo conocimientos superficiales, es decir, cumpliendo con el objetivo de esa reforma. Conspirando contra el Instituto de Formación Docente (IPA) donde los estudiantes deben especializarse durante cuatro años en un área específica fortaleciéndose con tres años de práctica docente. Por lo que quedan aislados de sus funciones en centros educativos con reforma.
El continuismo capitalista del nuevo gobierno progresista se hace manifiesto con las nuevas autoridades del CODICEN, quienes plantean los GRANDES LINEAMIENTOS DE POLITICA EDUCATIVA presentado el 15 de junio de 2005: “el devolver progresivamente una sana institucionalidad y seguir dando cumplimiento a los compromisos internacionales que llegarán a término en febrero de 2007”. A pesar del rechazo de docentes, alumnos y funcionarios, y del planteo de desmantelamiento de dichos proyectos.
Las luchas por el presupuesto para la educación siguen estando en el tapete, ya que la política asumida por el gobierno de pagar la deuda externa, sacrifica la necesidad urgente de aumentar el presupuesto.
¡Qué importa esperar unos años más para obtener salarios dignos para los docentes y funcionarios! ¡Qué importa sacrificar la calidad de los programas de formación de los estudiantes y la calidad de los centros educativos! Si parece más importante pagarle al imperio que atender las prioridades del pueblo.
Anda en el aire un proyecto para una nueva Ley de Educación, donde se pretende la participación de docentes y estudiantes, y a la que el gobierno en su política de consenso, integra a organismos tales como la Federación Rural, la Cámara de Industria y Comercio entre otros. Se trata de hacer una batería y mezclar el aceite con el agua, sabiendo que alguna de estas organizaciones atentan contra los intereses del pueblo y la clase trabajadora.

EL 12 DE JULIO DE 2005 SE DEROGO EL ACTA 14
El acta 14 era un reglamento arbitrario sobre el comportamiento del alumno de secundaria, dirigido por el COE (Consejo de Orientación Educativa) formado por el director de cada centro y cuatro docentes. El eje fundamental era evitar y deslegitimar el derecho de los alumnos de ocupar centros estudiantiles, como medida de lucha para defender sus derechos, y considerándola la falta grave que conlleva a la sanción de suspensión por 60 días. Además, con imputación de las inasistencias correspondientes y prohibiciones al estudiante de ingresar al local de enseñanza, imputándose a sí mismo, la suspensión preventiva si este hubiera sido aplicado (art. 21).
Esta acta fue sustituida por el Estatuto del Estudiante, el cual se basa en contribuciones realizadas por las Asambleas Técnico Docentes (ATD) en resoluciones adoptadas en los años 2002 y 2003, además consultada con estudiantes de educación secundaria. Este estatuto presenta los derechos y las responsabilidades de los estudiantes de nivel medio. Los procedimientos tienden a poner en claro los reglamentos y correctivos que en algunos casos sean necesarios.
El COE es sustituido por el CAP (Consejo Asesor Pedagógico) compuesto por tres docentes, uno elegido por el director del centro docente, uno por los docentes y uno por los estudiantes. El cometido del CAP es actuar como órgano de consulta y opinión sobre aspectos del comportamiento de los alumnos, proponer a la dirección medidas preventivas de valoración del comportamiento, o correctivas según lo previsto en el estatuto. A diferencia del acta 14, este estatuto no establece de forma explícita una sanción en caso de ocupación del local. Aunque se establecen diferentes etapas que apuntan a desalentar una posible ocupación. Se establece que los correctivos tienen que ver, el más leve, con la invitación a salir de la clase, la suspensión por determinados días de asistir a los centros educativos. Cuando se trate de una suspensión de más de quince días debe contar con la opinión explícita del CAP. Las ocupaciones serán consideradas en cada situación específica, donde se verá si constituye una falta o no.
Reivindicamos un PRESUPUESTO DIGNO CON BASE EN EL RECLAMO HISTORICO DE 6% DEL PBI, ELIMINACION DE LA REFORMA EDUCATIVA, FUERA LOS ORGANISMOS INTERNACIONALES DE CREDITO DE LA EDUCACION Y POR UN SISTEMA UNICO NACIONAL DE EDUCACION ESTATAL Y PUBLICO.

Publicado en CONVICCIONES N°2, de agosto de 2005