Recordamos a Mario Roberto Santucho, un guevarista ejemplar, a 31 años de su caida en combate.

17.Jul.07    Opinión Guevarista
    ()

\"\"


Mario R. Santucho: Un guevarista ejemplar

Santucho nació el 12 de agosto de 1936 en Santiago del Estero, Argentina. Desde pequeño se percibía su notable capacidad intelectual y su tremenda memoria, leía el Martín Fierro con solo cuatro años. Integrante de una prole de diez hermanos, Mario comienza a interesarse por la política cuando aun era adolescente, inducido por sus hermanos mayores. Quizá quien más lo influyó fue su hermano Francisco René, con quien se vinculó al Frente Revolucionario Indoamericano Popular (FRIP), el cual fue fundado por éste y su otro hermano Asdrúbal Santucho. Es así que gracias a esto Santucho recibe una formación marxista, afiliándose al nacionalismo popular latinoamericano.
En enero del 61 inicia un periplo por América Latina, parecido a la recorrida del Che, que lo llevaría a recorrer varios países como Paraguay, Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia, Panamá, Costa Rica, hasta llegar a EEUU. Su objetivo final era arribar a Cuba a mediados de ese año.
Llega a Cuba cuando comenzaba el bloqueo a la isla, en vísperas de la invasión a Bahía de Cochinos. Formó parte de las brigadas de trabajo voluntario en la zafra de caña de azúcar y recibió entrenamiento guerrillero junto a otros revolucionarios latinoamericanos.
Comprometido desde joven con las necesidades de obreros y campesinos, Santucho se va haciendo a la idea de que la única vía posible para la solución de los problemas del pueblo es mediante una revolución, desarrollando la lucha armada, lo que en definitiva tendrá como objetivo instaurar el socialismo en Argentina y en América.
Santucho fue un hombre eminentemente práctico, aunque también hizo importantes aportes desde el punto de vista teórico. Sus folletos El Marxismo y la cuestión del Poder (escrito en 1968) y Poder Burgués, Poder Revolucionario (escrito en 1974) fueron de los aportes más lucidos del revolucionario argentino.
El V Congreso del PRT (fundado en 1965) realizado en 1970 resolvió la creación del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP), del que Santucho sería su Comandante en Jefe.
Santucho fue considerado por el Ejército argentino como el enemigo número uno y se transformó en el hombre más buscado de la Argentina. Varias veces encarcelado y varias veces fugado, escapó por última vez el 15 de agosto de 1972 del penal de máxima seguridad de Rawson (situado en la Patagonia a 700 km. de Bahía Blanca) junto con dirigentes de Montoneros y las Fuerzas Armadas Revolucionarias, con quienes secuestró un avión en la cercana base aeronaval de Trelew escapando hacia Chile. De los veinticinco que intentaron la fuga, solo seis consiguieron escapar, los otros diecinueve fueron re-apresados y ejecutados salvajemente el 22 de agosto. Entre los masacrados se encontraban Ana Villarreal, madre de sus tres hijos y Clarisa Lea Place, su enamorada.
Mario Roberto es descubierto en un departamento en Villa Martelli un día antes de su partida a La Habana. Tras un enfrentamiento a tiros con el ejército, “Robi” cae herido de muerte. Es abatido disparando su arma y gritando: “¡Viva el ERP!”. Era 19 de julio de 1976, tenía casi 40 años.
Excelente estudiante y deportista, Santucho dedicó los mejores años de su vida a la lucha revolucionaria. Su capacidad, su temple y su audacia lo convirtieron en un referente del PRT-ERP. Fue, quizá, el gran continuador del guevarismo en la Argentina. Su convicción y su firmeza ideológica lo llevó soportar la pérdida de sus tres compañeras (su última pareja, Liliana Delfino, es secuestrada y asesinada el dia de su muerte) y de varios de sus hermanos, que en su mayoría, cayeron en combate igual que él.
Más allá de sus aciertos y errores, puso el pellejo en la lucha por aquellas ideas que consideraba justas, al igual que lo hicieron Sandino, el Che, Miguel Enríquez, Camilo Torres, Raúl Sendic y otros tantos combatientes revolucionarios latinoamericanos que entregaron su vida en la lucha por la Liberación Nacional y el Socialismo.

Artículo publicado en CONVICCIONES GUEVARISTAS, órgano de prensa de la Juventud Guevarista. N°1, 2a Época. junio-julio de 2007