Nuestro pensamiento respecto a la intención de los militares de educar en oficios a los “jóvenes Ni Ni”

Juventud Guevarista
14.Jun.16 :: Opinión Guevarista

¿Por qué manejamos la idea de que con esto el ejército pretende participar políticamente? Fundamentalmente por el hecho de que busca contemplar problemáticas que deben ser asumidas y solucionadas por parte de los órganos correspondientes del Estado. Evidentemente las decisiones tomadas por parte de este y la falta de respuestas frente a la realidad de los jóvenes es lo que genera la posibilidad de que desde el ejército se sienta la posibilidad de ser partícipe de la educación de los jóvenes. Ya este gobierno demostró que es el primer responsable en que existan jóvenes que no trabajan ni tampoco estudian en base a la fuerte exclusión de la cual somos participes.
El estado negó la lucha de los estudiantes quienes pretendieron un mayor porcentaje de inversión en la educación como herramienta indispensable y universal para los jóvenes, no solo los negó sino también los reprimió. El estado tampoco asume las enormes problemáticas que acosan a los jóvenes de nuestro país.



En los últimos días hemos estado frente a una fuerte propuesta educativa para los jóvenes de nuestro país. La misma no llegó desde el órgano que se podría esperar (ya nos ha enseñando este Estado burgués que solo podemos esperar negativas además de palos morales y físicos) por ende poco podemos pretender, sino que dicha propuesta fue realizada por parte del ejército nacional.

El mismo pretende educar en oficios a los jóvenes que se encuentren en una situación que suele identificarse con nini (ni estudia ni trabaja). Evidentemente tal propuesta nos preocupa y nos preocupa por el simple motivo de conocer de donde proviene y resulta aún más preocupante la actitud que asumen las autoridades del gobierno. Primero que nada no podemos dejar de ver en este plan una intención por parte del ejército de avanzar en pasos agigantados en su intervención dentro de la sociedad. Ya no únicamente asumen las tareas para las cuales perduran en un gobierno que dice llamarse de izquierda, tareas de defensa de la propiedad privada, tareas de intervención en la soberanía de otros países defendiendo los intereses de la burguesía imperialista, sino que esta propuesta es directamente una búsqueda de intervenir en un modo político, fijar en el común de la sociedad la idea de un ejército interventor en diferentes ámbitos, partícipe, cooperador, un ejército solidario con el conjunto de la sociedad, tapando con este maquillaje la verdadera cara represora y defensora de los intereses de los explotadores que es la esencia del mantenimiento del ejercito en un estado burgués.

¿Por qué manejamos la idea de que con esto el ejército pretende participar políticamente? Fundamentalmente por el hecho de que busca contemplar problemáticas que deben ser asumidas y solucionadas por parte de los órganos correspondientes del Estado. Evidentemente las decisiones tomadas por parte de este y la falta de respuestas frente a la realidad de los jóvenes es lo que genera la posibilidad de que desde el ejército se sienta la posibilidad de ser partícipe de la educación de los jóvenes. Ya este gobierno demostró que es el primer responsable en que existan jóvenes que no trabajan ni tampoco estudian en base a la fuerte exclusión de la cual somos participes.
El estado negó la lucha de los estudiantes quienes pretendieron un mayor porcentaje de inversión en la educación como herramienta indispensable y universal para los jóvenes, no solo los negó sino también los reprimió. El estado tampoco asume las enormes problemáticas que acosan a los jóvenes de nuestro país.

El día doce de este mes se publicó una nota en el diario El Observador titulada el desempleo juvenil y comienza diciendo así “Los jóvenes en Uruguay son el segmento de la población que mayor dificultad tiene para encontrar un empleo. La tasa de desocupación entre los menores de 25 años es más de cuatro veces superior que para el resto de los uruguayos. Si bien se trata de un fenómeno generalizado en la región –y en buena parte del mundo–, Uruguay está entre los tres países de América Latina y el Caribe con mayor desempleo entre los jóvenes.” Antes de extendernos en esto como otro ingrediente a esta realidad en el mismo artículo que utilizamos para saber sobre la propuesta del ejército (Diario La República del 26 de Abril) maneja la siguiente información: “Asimismo, otro factor relacionado que preocupa al gobierno es que más del 75% de los 10.000 reclusos que se encuentran dentro del sistema carcelario uruguayo tienen menos de 30 años.”

Por lo tanto con esta información debemos concluir que por parte del estado primero no se dio respuesta a la lucha estudiantil por un porcentaje mayor, buena en realidad se dio respuesta en los hechos que no debemos olvidar del Codicen, segundo tampoco se da respuesta frente a la situación actual de jóvenes que se encontraban en el mercado de trabajo y ante la crisis capitalista se ven despojados de su fuente de ingreso muchas veces utilizada para financiar los estudios, y tercero siendo quizás este punto el que nos genere una contradicción aún mayor, gran parte de los reclusos del sistema penal de este país son jóvenes de los cuales no tenemos datos precisos pero no se necesita ser adivino para reconocer que muchos de ellos fueron condicionados sino determinados por la marginalidad con la cual el sistema los ataca siendo la indiferencia del estado un cómplice de aquello, de última se necesita de jóvenes que delincan.

Y estos mismos jóvenes marginados, desatendidos, son funcionales al estado burgués, ya que son en parte la excusa para el mantenimiento y constante ampliación de su aparato represivo. Mientras perdure la explotación será necesario el mantenimiento del ejército para asegurar la paz interna y la propiedad privada de este sistema. Estos mismos jóvenes que las fuerzas represivas del estado apalean a diario son a quienes se los quiere introducir en las enseñanzas del ejercito, comandados por la figura de un Manini Ríos y ya eso nos dice mucho.

Ahora ¿Qué respuesta se tuvo por parte del gobierno frente a la propuesta del ejército? El 27 de abril en el diario El País se publicó la opinión que se había formado en las entrañas del órgano educativo “Desde el Codicen ven la propuesta del Ejército como una “intención de colaborar en este gran esfuerzo nacional” de insertar a los jóvenes en programas educativos”. Esto sí que preocupa aún más. Preocupa pero no sorprende. Es común por lo que ya hemos dicho la actitud de desligarse de los problemas por parte del gobierno, distribuyendo sus responsabilidades en otros que nada tienen que hacer, por lo tanto no nos toma por sorpresa dichas declaraciones. Nos solo se han desligado de la educación de los jóvenes, lo han hecho de los múltiples desafíos a los que se enfrentan los mismos, desde su independencia económica, hasta su estabilidad en un hogar, tiene que ser fuerte nuestra postura crítica ante esto.

Debemos plantear la lucha de los jóvenes en este momento repudiando esta intención de participación del ejercito, repudiar la posición del gobierno frente a esta propuesta y decididamente ser los jóvenes quienes intervengan con su necesaria organización y lucha en el cambio de rumbo de la realidad de miles de jóvenes y no jóvenes que hoy como ayer y como lo serán mañana son atacados por el sistema actual y el gobierno y ejercito funcional al mismo.

Ante la propuesta del ejercito nosotros debemos responder lanzándonos a las calles, que sepan que no estamos adormecidos, que despertamos para luchar contra esta dictadura de la burguesía y sistema capitalista.

JUVENTUD GUEVARISTA